Historia del Pan Dulce

Hay testimonios que indican la presencia de panes endulzados con levadura y miel elaborados por los romanos. También en el siglo XVI en pinturas de Brueghel el Viejo, y un libro de cocina de Bartolomeo Scappi cocinero personal de papas y emperadores.

Una de las leyendas cuenta que en el año 1490, Ughetto Atellani de Futi para demostrar su amor a la hija de un maestro pastelero en Milán, se hizo pasar por aprendiz e inventó un pan, con forma de cúpula, bastante azucarado, con aroma a naranja, limón y una base de frutas confitadas. Al poco tiempo la gente de Milán comenzó a asistir con mucha frecuencia a la pastelería y pedían “el pan de Toni”, sobrenombre de su creador, que con el tiempo se llamo panettone.

Otra leyenda más conocida dice que el panettone nació en la corte del milanés Ludovico El Moro, en Nochebuena, período comprendido entre 1494 a 1500. Hubo una gran celebración de Navidad, con una mesa repleta de platos deliciosos donde el postre iba a ser el punto final del exquisito banquete, pero en el instante de sacarlo del horno el postre se había quemado. Un profundo clima de alboroto gobernó la cocina de Ludovico, pero un lavaplatos llamado Antonio había guardado las sobras del banquete con el que iba a amasar un pan para llevárselo a su familia. El joven Antonio propuso servirlo como postre. Se trataba de un pan dulce muy elevado, con mantequilla y muchas frutas abrillantadas que de manera rápida fue llevado al duque. Este postre tuvo un éxito rotundo y Ludovico pregunto quien lo había elaborado. El cocinero llevó al joven Antonio ante la presencia del duque y le confesó que el postre no tenía nombre alguno. Entonces Ludovico decidió llamarlo “el pan de toni” que con el paso del tiempo pasó a llamarse panettone.

Como dulce navideño tradicional el primer registro fue en el siglo XVIII en un escrito de Pietro Verri, que lo llamo pane di tono (pan grande).

Se hizo tradicional en Italia por la industrialización, luego paso a ser a nivel mundial en la época navideña. El empresario de Milán Angelo Motta en el año 1919 y luego Gino Alemagna en 1933 difundieron en Italia y el resto del mundo el “panettone”, postre tradicional de Navidad. Con el tiempo fue sufriendo diferentes cambios y en la actualidad podemos encontrarlos con pasas, uvas, almendras, castañas, frutas confitadas y chocolate. Aunque su característica de cúpula la sigue manteniendo, tiene una altura de 15cm., suele servirse en rodajas verticales y lo acompañan con vinos dulces, chocolate caliente y vinos con bastante cuerpo. En determinados países lo sirven tostado y lo utilizan para untar con cremas y salsas.

A continuación citamos países donde este postre navideño está muy difundido. Argentina: Llamado pan dulce, se consume con más intensidad durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Aunque hay confiterías de elaboración artesanal que los producen todo el año. Las variedades contienen frutas secas, abrillantadas, chispas de chocolate, asimismo los hay sin frutas.

Italia:
Lo sirven acompañado de queso Mascarpone. Se trata de un queso originario del norte de Italia, tipo cremoso, de color algo amarillento claro, de sabor dulce. Se elabora de manera similar al yogur. Luego de adicionar el cultivo de bacterias a la nata, se va calentando muy suavemente, se deja madurar y reposar hasta que se espese. Muy utilizado para el tiramisú y como complemento del panettone.

Ecuador:
Lo llaman pan de pascua. Es consumido únicamente en Navidad y fin de año. Suelen acompañarlo con chocolate caliente con leche. El chocolate surge de la mezcla de azúcar con dos derivados de las semillas del cacao, una consiste en la pasta de cacao y la otra en la manteca de cacao. Como consecuencia de esa combinación base, se realizan los distintos tipos de chocolate negro, blanco, de relleno, cobertura, etc, y también pueden agregarse frutos secos.

Perú:
Llamado “paneton”, es tradición consumirlo en Navidad y fin de año acompañado con chocolate caliente. Este país es el segundo consumidor mundial, llegando a consumir 4 panetones tradicionales (con pasas y frutas secas) por familia. Mientras que en nochebuena no escatiman en gastos y al menos compran un paneton más elaborado con cremas y chocolates.

Venezuela:
Lo llaman “panettone” y lo consumen durante Diciembre. Es tradición regalar panettone a parientes y amigos como un gesto de gratitud.

Brasil:
La receta la llevaron inmigrantes italianos y es el mayor productor y consumidor a nivel mundial de “panettone” como lo llaman en ese territorio.

Paraguay:
Este postre es llamado “pan dulce” y lo consumen en temporada navideña sin importar el horario. Disfrutan con preferencia la variedad con chips de chocolate y frutas secas.

Ecuador:
La venta comienza en Noviembre, lo consumen en Navidad y fin de año acompañado de leche con chocolate caliente.

Colombia:
Lo consumen en temporada navideña y lo llaman “pan de frutas europeo”

Bolivia:
Es llamado “panetón” y lo comen en la noche de Navidad con chocolate caliente con leche.

España:
Lo utilizan para sustituir la rosca de reyes. También llamado roscón de reyes, se trata de un bollo con forma de rosca que se elabora con una masa dulce, que en su interior lleva frutas abrillantadas, secas, pasas trufas y chocolate. También hay sorpresas, como estatuillas de la virgen y San José entre otras, en el interior del postre para los niños, que se descubren mientras se van comiendo las porciones A la vez en la parte exterior lo adornan con frutas glaseadas, frutas secas y esta rociado con agua de azahar. Se sirve con una taza de chocolate bien caliente el día 6 de Enero, día de Reyes. Costumbre que se trasladó a países hispanos, fundamentalmente a Argentina y México.

Un comentario sobre “Historia del Pan Dulce”

Responder a ana Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *