Venta telefónica

Orquídeas

Ninguna familia de plantas presenta una variedad de flores tan distintas. Más de 26.000 especies se distribuyen en el mundo sin contabilizar las que crecen de manera silvestre. Las orquídeas, con su belleza, lograron el encanto del mundo y son vistas como flores místicas. En Grecia Antigua eran consideradas como símbolo viril. Algunas poblaciones la emplearon con propósitos medicinales.


¡Hacer click sobre las imágenes para comprar ahora mismo.!

 

Orquídeas

Orquídea
Phalaenopsis en tela

4002Ar $ 650

Orquídeas

Orquídea
Phalaenopsis ramificada

4003Ar $ 1150

Orquídeas

Orquídea
Phalaenopsis en cerámica

4004Ar $ 1250

Orquídeas

Phalaenopsis en
espiga doble

Art. OR 4005
Ar $ 1350

Orquídeas

Phalaenopsis doble y ramificada

Art. OR 4006
Ar $ 1350

Orquídeas

Cymbidium doble en
piedra París

4007Ar $ 1370

Orquídeas

Cymbidium gigante doble
en terracota

4008Ar $ 1480

Orquídeas

Orquídea Oncidium
en cerámica

4009Ar $ 1100

 

 

Venta y envío de Orquídeas a domicilio. Contácto


Con un innumerable número de variedades, las orquídeas se destacan por su atractivo y carácter exótico. La más codiciada de las plantas ornamentales, representa el amor, la belleza, el lujo y la fuerza.

Solicite nuestro asesoramiento para comprar plantas de orquídeas. Como regalo de aniversarios, cumpleaños, casamientos, inauguraciones o cualquier otro día festivo.

No es necesario esperar un evento determinado para enviarlas. Puede regalar belleza y distinción, sorprendiendo a su ser querido con la entrega a domicilio de una selecta planta de orquídea.


Delivery de orquídeas. A la hora de la entrega a domicilio, despreocúpese, porque en lo que respecta a la conservación de estas maravillosas especies, adjuntamos en cada planta un instructivo que trata sobre el cuidado y recomendaciones para mantenerla sana y exuberante.

Con su encanto, lograron la fascinación del mundo y son vistas como flores místicas.
En la antigua Grecia, las relacionaron con la virilidad. Tal es así que las mujeres griegas afirman que si el padre de su futuro hijo comió tubérculos grandes de orquídeas nuevas, su hijo nacerá varón. Y en el caso que la madre ingiera tubérculos pequeños de orquídeas, daría a luz a una nena.


Los aztecas bebían una mezcla de orquídea de vainilla y chocolate que le daba fuerza y poder. Mientras que los chinos creen que poseen propiedades curativas para las enfermedades de tos y pulmón.

Cuando esta planta comenzó a ser renombrada y se tomó conocimiento de las importantes colecciones en la Inglaterra victoriana, su significado pasó a ser símbolo de lujo.

Debido a su magnificencia y elevado valor, las orquídeas son elaboradas en viveros industrializados, a modo de  planta decorativa o como flor cortada.
Existen clubes de orquídeas en gran parte de los países, en los cuales exhiben diversos ejemplares obtenidos por medio de modernas técnicas de hibridación. Asimismo se intercambia conocimientos sobre adaptaciones de la especie o el origen de la misma.

Pertenecientes a la familia Orchidaceae. Se han descubierto cada vez mayor cantidad de especies en todos los continentes exceptuando la Antártida.


Las orquídeas se desarrollan en elevaciones de hasta 4.500m SNM. La mayor cantidad de especies se encuentra en las regiones tropicales. Un gran número de orquídeas son epífitas, esto quiere decir que crecen sobre otro vegetal utilizándolo de soporte, pero que no lo parasita.
Obtienen los nutrientes por medio de la epidermis de sus raíces. Numerosas orquídeas generan una dulce fragancia, que captan la atención de polinizadores como moscas, hormigas, aves y abejas.
Debido a que estas plantas se cultivan en diferentes partes del mundo, muchas especies están disponibles permanentemente.

Existen más de 26.000 tipos diferentes de orquídeas, pero las variedades más comunes son Cymbidium, Phalaenopsis, Cattleya, Dendrobium, Vanda y Oncidium.
Se las utiliza de diferentes formas, como regalo al ser querido o para la ambientación de  fiestas, bodas y ocasiones de lujo. Cada tipo de orquídeas tiene su propia identidad. Las orquídeas Catleya fueron la elección de las novias en los años 40 y 50, hoy en día es usada como flor en caja. Dendrobium es utilizada como flor cortada para el armado de arreglos florales. Cymbidium debido a su distinción, es empleada como planta ornamental y como flor cortada. Oncidium, por su atractiva cascada de flores amarillas, se la utiliza para el armado de arreglos tropicales o también como planta ornamental. Phalaenopsis o mariposa, empleada como flor cortada en ramos o planta decorativa.
Existen especies que son utilizadas en el arte culinario, dado que algunas son comestibles. La orquídea de vainilla es un ejemplo utilizado para la alimentación. Tanto la semilla como la pulpa que esta situada en el interior de ésta es usada para realizar aromatizantes de extracto de vainilla.
En la actualidad, es considerada como símbolo de distinción y belleza.


Cuidado de las plantas de orquídeas según su especie.

 

Orquídea Phalaenopsis

Luz: Se desarrollan muy bien cerca de las ventanas luminosas, sin luz solar directa.
Para comprobar la luminosidad, coloque su mano entre la fuente de luz y la planta. En el caso que la sombra de la mano sea borrosa o difusa, la claridad es suficiente. Caso contrario, si el contorno de la sombra es intenso, la luz es demasiado fuerte.
Cuanto menos protegidas estén las hojas del sol, éstas se quemaran provocando manchas marrones. El follaje verde oscuro es el que indicará que la luz es la correcta. Si las hojas se tornan de un color amarillento, nos está indicando que hay demasiada luz.

Temperatura: La condición climática ideal durante el período de floración oscila entre los 18 º C y 25 º C. Igualmente no se observará daño alguno si durante períodos breves la temperatura está por debajo o por encima, - / +  4 º C  de los valores ideales. Aunque tolera mejor las temperaturas altas que las bajas. Una vez que termina la floración, es necesario un lapso de 3 semanas de 12 º C para la correcta iniciación de la vara floral con las yemas. Luego de ese breve período de enfriamiento, debe mantenerse en el rango normal de temperatura.

Riego: Es importante el riego de manera abundante, pero siempre con un buen drenaje de agua. Y no volver a regar hasta observar que el sustrato está prácticamente seco. De esta forma las raíces permanecerán verdes y sanas, evitando la pudrición.
Hay que considerar la diferencia que existe entre frecuencia de riego y cantidad. La frecuencia va a depender de la temperatura que exista en el ambiente donde se encuentre la planta. Por ej. en verano cada 3 días y en invierno cada 10 días y la cantidad de agua suministrada en ambos casos puede ser la misma.
No reiterar el riego sobre el sustrato húmedo, ya que es una de las principales causas de muerte en Phalaenopsis.
Es recomendable regar por la mañana. No permita que el agua se acumule en la corona o centro de la planta, puede traer como consecuencia descomposición y diversas enfermedades. Retire el agua acumulada debajo de la maceta. Regar con agua de lluvia o libre de cloro y bajo contenido de sodio.

Humedad ambiental: Se recomienda que tenga entre el 50% y 70% de humedad relativa. En caso que este microclima no se pueda lograr, colocar la planta sobre un plato con gravas o  piedras parcialmente lleno de agua sin que la maceta este en contacto con el agua, que deberá ser renovada. Otra posibilidad es agrupar varias plantas para elevar la humedad de la zona circundante. En caso que la planta se ubique en un invernadero, considerar la recirculación de aire para evitar enfermedades causadas por hongos o bacterias.

Floración: Se produce en los meses de septiembre a diciembre y las flores tienen una duración que oscila entre 60 y 90 días. Una vez que la floración haya terminado, corte la vara floral 2 cm. por encima del tercer nudo y, con la fertilización adecuada, al cabo de 4 meses se observará el crecimiento de una nueva espiga floral.

Transplante: Se realiza cuando el recipiente este colmado de raíces, y cada 2 años aproximadamente en plantas jóvenes. Cuando el ejemplar es adulto puede permanecer varios años en la misma maceta, pero renovándole el sustrato cada 2 años. Debido a que sus raíces son verdes, por lo tanto tienen clorofila; Utilizar macetas plásticas transparentes para permitir el proceso de fotosíntesis, con buen drenaje para  evacuar el exceso de agua.  El transplante debe llevarse a cabo después de la floración. No siempre es necesario utilizar una maceta más grande, de hecho la mayoría de las veces con solo renovar el sustrato es suficiente.
En dicho compuesto se puede utilizar, carbón vegetal, corteza de pino y turba.
Para realizar el trasplante retire la planta de la maceta, inspeccione sus raíces y quite el abono debilitado. Utilice una tijera previamente desinfectada y recorte todas las raíces que se encuentren en mal estado.
En una maceta limpia, sostenga la planta en el centro de ésta y comience a rellenar con el sustrato fresco. La orquídea tiene que estar firme, pero el abono no se debe colocar presionándolo ya que estas plantas requieren un buen drenaje.

 

Orquídea Cymbidium

Luz: Requiere de sol directo, excepto cuando esta en floración y en los períodos estivales. Es aconsejable el sol de la mañana. No dejar la planta directamente en el suelo, coloque algún elemento para elevarla.
Una de las fallas más frecuentes en la floración, es la falta de iluminación durante la época de crecimiento.
Como en todas las orquídeas, soportan la falta de luz en invierno pero se deberá equilibrar en los meses de primavera y verano.

Temperatura: Durante el verano tiene que ser entre 23º C y 30º C. En otoño para que comiencen a producirse los pimpollos debe comprender los 10 º C y 15º C. Y durante el proceso de formación de los capullos deberá tener una temperatura constante que alcance los 15º C.
Recuerde que los Cymbidium no toleran las heladas. Como así también no soportan el sol a altas temperaturas.
A un clima de 25º C, deben recibir el sol filtrado en un 20%, o sea un 80 % de sol. De esta forma debemos ensombrecer con un filtro o tela para reducir las temperaturas.
Este tipo de orquídea, prospera bien en ambientes donde en verano exista una diferencia de temperatura entre el día y la noche, con noches lo más fresca posible. Enero a Abril valores nocturnos alrededor de 12/13º C, hasta 25º C en el día.

Favorecen la formación de espigas florales, las noches frescas de 10 a 14º C.   
Mantenga la planta entre 18 y 20º C durante la floración.

Riego: Regar de manera abundante, pero siempre dejando escurrir el agua y no volver a regar hasta que el compuesto este prácticamente seco. Tenemos que diferenciar frecuencia de riego con cantidad, tal es así que la frecuencia va a depender directamente de la temperatura ambiente. Por ejemplo, en verano o en un ambiente caluroso cada 3 días y en invierno cada 10 días aproximadamente.
Nunca regar cuando llueva o este por llover.

Humedad ambiental: Requiere una humedad ambiente entre 50 a 80 %. Puede colocar la planta sobre un plato con gravas o  piedras, parcialmente lleno de agua sin que la maceta este en contacto con el agua, que deberá ser renovada. Otra posibilidad es agrupar varias plantas para elevar la humedad de la zona circundante.
En caso que la planta se ubique en un invernadero, considerar la recirculación de aire para evitar enfermedades causadas por hongos o bacterias.
Fertilizante: La fertilización debe realizarse de Agosto a Diciembre, cada 15 días con un abono para orquídeas soluble en agua. Siguiendo las indicaciones que figuran en el producto. También se puede utilizar alternando un fertilizante para plantas verdes con otro para plantas con flor. A diferencia de otras especies este género requiere una fertilización más recurrente.

Floración: Se produce según la variedad, durante los meses de Abril a Diciembre. Sus flores tienen una duración entre 30 y 60 días.

Trasplante: Se puede realizar cuando la maceta este repleta de pseudobulbo. El sustrato puede ser variado, pero se recomienda corteza de pino y carbón vegetal.
El drenaje debe ser perfecto, debido al riego intensivo durante la primavera-verano.
Ante el menor estancamiento de agua, deberá transplantarse.
El transplante se realiza inmediatamente después de la floración y cada un período de 2 o 3 años. Y no se debe regar durante 2 semanas.

 

Orquídea Catleya

Luz: Requiere de mucha luminosidad, pero los rayos solares no deben alcanzar directamente a la planta.
Lo ideal es mantener a las Catleyas a 15º C tanto en invierno como por la noche, en un sitio donde reciban luz natural.
Para que logre florecer es importante que reciba el acortamiento del día, en cuanto a luminosidad se refiere.
En caso que las plantas estén ubicadas en un sitio con luz artificial durante el invierno, que extiende de manera artificial la duración del día, es probable que imposibilite su floración.
Tal es así que la luz es un factor de suma importancia en su cultivo.
En algunos híbridos, la floración está establecida por el fotoperíodo.
Son plantas de días cortos y es factible adelantar o retrasar la floración.
El método por fotoperíodo consiste de 8 a 10 semanas de días cortos (4 a 6 horas por noche), con una temperatura cercana a los 15º C. 
Es necesario que reciba luz brillante durante gran parte del día, de 8 a 12 horas de luz, es aconsejable el sol filtrado de la mañana, jamás sol directo de verano porque queman sus hojas. En todo caso colocar un filtro solar durante el verano.
Una de las causas más habituales en la falta de floración en las orquídeas es la escasa iluminación.

Temperatura: Ideal para interior o invernadero a un clima templado, mínimo 11º C, es necesario vaporizar regularmente.
Cuando se aproxime le período invernal, ubicarla en un sitio fresco y con mucha luz.
Es de suma importancia que en el lugar que se la coloque la temperatura no descienda de los 12º o 13º C por la noche.
Debido a que la cattleya florece a lo largo de las estaciones frías, se debe tener sumo cuidado con que la temperatura no este por debajo de los 13º C, sino sus pimpollos se pudrirán dentro de las vainas florales.
En verano pueden estar al exterior.
La diferencia de temperatura existente entre el día y la noche es fundamental para la integridad de las orquídeas, tanto en un hogar como en el orquidiario. Es necesario que la temperatura varíe de 3º a 4º C entre el día y la noche.

Humedad ambiental: La humedad ambiente, deberá estar entre el 70 y 80 % alrededor de los 20º C. Y del 50 al 60% entre los 14 y 18º C.
Vaporizarla dos veces al día, sobre todo en época de calor intenso, es indispensable para mantener la humedad ideal.  
También se puede conseguir humedad colocando la planta sobre un plato con gravas o  piedras, parcialmente lleno de agua sin que la maceta este en contacto con el agua, que deberá ser renovada. Otra posibilidad es agrupar varias plantas para elevar la humedad de la zona circundante.
En caso que la planta se ubique en un invernadero, considerar la recirculación de aire para evitar enfermedades causadas por hongos o bacterias.

Sustrato: Usando como base la corteza procesada puede ser: corteza con turba, corteza pura, corteza con carbón. Cualquiera es adecuado, pero según la elección se debe cambiar la frecuencia de riego.
También puede utilizarse corteza de pino mezclada con isopor, para mejorar el drenaje.
Otro sustrato recomendable es turbe de sphagnum y pequeños trozos de carbón.
El compuesto degradado y viejo se vuelve compacto generando, falta de drenaje, mala aireación de las raíces y reteniendo humedad.

Riego: A lo largo del desarrollo vegetativo de la planta, conocido por las raíces nuevas que emergen y por los brotes recientes, el riego debe ser frecuente. Pero limitándose durante el período de reposo, o sea cuando se cumplió su desarrollo y floración.
Cuando está plenamente desarrollándose es recomendable sumergir la maceta en agua tibia, y dejar que escurra y no volver a regar hasta que se haya secado completamente.
Es conveniente una vez al mes regar en forma abundante para lavar y evitar el depósito  de sales en las raíces y el recipiente.
Se debe regar en forma de lluvia para no perjudicar los nuevos brotes. El compuesto en el que se desarrollan las orquídeas debe permanecer seco antes de volver a regar. Recuerde regar por la mañana temprano, de esta manera las raíces permanecerán secas durante la noche.
Durante el invierno es muy poca la evaporación, entonces se deberá regar en forma muy espaciada, manteniendo el sustrato muy poco húmedo.
En su medio ambiente natural, las lluvias mojan las plantas pero la suave brisa las seca y se mantienen sin humedad durante toda la noche.
En períodos de sequía tienen como recursos, hojas carnosas, raíces gruesas y pseudobulbos que almacenan agua y nutrientes para la conservación de la planta.
Como indicación general, una orquídea en maceta plástica son un sustrato a base de corteza, necesitará en verano un riego cada 3 días y en invierno cada 12 días. Pero esta indicación es muy general, debido a que es primordial comprobar seguido la humedad del compuesto, ya que las condiciones del ambiente pueden variar.
Las orquídeas cultivadas en troncos o en macetas usando como sustrato corteza y carbón, requieren riegos frecuentes debido a que no son materiales que retienen el agua.
Recuerde que las catleyas deben secarse antes de recibir el siguiente riego.
El agua de lluvia es ideal para el riego, porque contiene sustancias nutritivas necesarias para la planta.
El agua de red es perjudicial para todas las plantas, en especial las orquídeas. Su alto contenido de sales disueltas como cloro y sodio queda acumulado en las raíces, haciendo que el proceso de ósmosis se invierta; de esta manera provoca la deshidratación total.

Fertilizante: Es conveniente fertilizar con abonos de calidad cada 15 días en bajas concentraciones.
Rico en nitrógeno durante la primavera, período en el cual se forman los pseudobulbos, luego para beneficiar la floración rico en potasio.
Cuando la planta esta en pleno crecimiento es necesario fertilizar cada 2 semanas, y cuando no está en dicho proceso es suficiente una vez al mes.
Si utiliza corteza como sustrato, es aconsejable utilizar una fórmula rica en nitrógeno (30-10-10). Para una óptima floración se recomienda un fertilizante rico en fósforo (10-30-20), cada 4 aplicaciones para obtener brotes saludables y flores de calidad.

Floración: La mayoría tienen un suave aroma. Se presentan en flores grandes y solitarias o también en pequeños racimos. Tienen el labelo curvado, y a veces encogido.
Florece, según la variedad, durante todo el año y las flores duran un mes.

Trasplante: Deben trasplantarse cada 3 años para la división de la planta o renovación del compuesto, en primavera.
Luego del trasplante, esperar 10 días para el riego. Es necesario trasplantar a una maceta estrecha.

 

Orquídea Dendrobium

Luz: Ubicarla cerca de una ventana, necesita iluminación intensa pero el contacto directo con el sol quemará sus hojas.

Temperatura: Luego de la floración, en verano, se puede ubicar al aire libre en un lugar donde la lluvia no la empape. Dado a que se encuentra en desarrollo, necesita un fertilizante. A fines del verano, ubicarla en un sitio seco al aire libre.
Requiere de un lapso de reposo de siete semanas sin nutrición y con poco agua.
Soporta temperaturas de hasta 0º C.
En el momento que comienzan a aparecer los capullos, necesitará calor y más cantidad de agua. En ese momento regrésela al interior para que pueda comenzar con la floración.

Humedad ambiental: Vaporizar todos los días, evitando que las gotas de agua se acumulen en la axila de las hojas.
Se puede conseguir la humedad ideal colocando la planta sobre un plato con gravas o  piedras, parcialmente lleno de agua sin que la maceta este en contacto con el agua, que deberá ser renovada.

Sustrato: A base de corteza se lo puede combinar con carbón. Es fundamental una muy buena ventilación de las raíces.

Riego: Regar por la mañana cada 4 días durante el crecimiento. En el caso que sea Dendrobium de hoja caduca, regar cada 10 días durante la parada vegetativa al fresco 12º C. Durante el invierno aplicar el riego una vez por semana.
Las raíces se perjudican rápidamente si existe agua estancada.

Fertilización: Regar previamente con agua de lluvia o libre de cloro y bajo sodio, luego aplicar la solución con el abono. En los meses de primavera y verano, aplicar un fertilizante líquido para orquídeas, cada 15 días.

Trasplante: Cada 4 años, a una maceta estrecha cuando se vuelva a reactivar la vegetación.
Previo al transplante humedecer las raíces para evitar roturas. Luego quitar las raíces muertas con tijeras desinfectadas con alcohol. En caso que estén muy pegadas a la maceta, sumergirla 30 minutos en agua tibia para ablandarlas.
Colocar la planta a la sombra y aguardar 10 días antes de realizar el riego.

 

Orquídea Oncidium

Luz: Lo ideal es entre 30 y 60% de sombra, si las hojas se ponen amarillentas es porque existe un gran exceso de luz, en caso que estén verde oscuro tienen demasiada luz. Lo correcto es que las hojas tengan un verde intermedio.
La mayoría de los Oncidium necesitan abundante luz para su floración, por lo tanto en los lugares de poca luz y durante éste período se puede agregar luz artificial.
La falta de luz no inhibe su desarrollo, pero impide la floración.

Temperaturas: El clima ideal debe ser intermedio a cálido, por la noche entre 12º C y 15º C y durante el día entre 25º C y 30º C. Soportan temperaturas mas elevadas siempre que haya humedad y circulación de aire. El exceso de calor provoca la falta de floración.

Humedad ambiental: Proporcione un ambiente de elevada humedad y de buena ventilación. Humedad ambiente alrededor del 60% con gran ventilación, evitando así la condensación.

Riego: Debe ser abundante, el sustrato debe estar casi seco antes de regar nuevamente. Lo mejor, es averiguar las necesidades de la planta, es fundamental regar con precaución. En el caso que los pseudobulbos se arruguen hay que aumentar el riego, y no olvide reducirlo en el período de reposo.
La regla general dice que las plantas con hojas grandes y raíces carnosas y largas requieren menos agua, que las de hojas y raíces pequeñas.
Recuerde no volver a regar hasta que el sustrato este prácticamente seco.

Fertilización: Durante el período de crecimiento, fertilizar una vez por semana con abono de orquídeas.
Limitar el abonado durante el crecimiento activo y la floración.
Luego de la floración continúa un período de reposo. Ubicar al Oncidium en un sitio fresco (14º C) y regar lo necesario, evitando así que los pseudobulbos se arruguen.

Sustrato: A base de corteza de pino se lo puede combinar con carbón o con leca. Es fundamental una muy buena ventilación de las raíces.

Trasplante de la orquidea: Cada dos o tres años en una maceta transparente o terracota. Colocar la planta en el centro de la maceta, dejando un espacio entre el borde y el brote reciente. La planta tiene que estar firme, y el sustrato no se debe colocar presionándolo ya que las orquídeas requieren un buen drenaje.

Santa Isabel 1962 - Tel. 54 011 4743-5730 - Diego Palma Nº64 - San Isidro - Buenos Aires
Copyright © Florería Santa Isabel - 2008 - 2013 Todos los derechos reservados